LA SUERTE DE NUESTRO ENTORNO, SIN DUDA, MARCA LA SUERTE DE NUESTRO DESTINO